La Ruta de la Reconquista, evento deportivo no competitivo de referencia nacional,
integrante del circuito Nacional de Pruebas por etapas, congrega todos los años el primer fin de semana de junio en torno a Asturias, la atención de los amantes al cicloturismo.
Tras organizar 39 ediciones, podemos decir, gracias a su repercusión, que es un evento internacional, pues en los últimos años hemos tenido participantes de EEUU y Gran Bretaña.

Organización de la Ruta de la Reconquista

Corre a cargo de la Sociedad Cicloturista Asturiana, que nace en el año 1978, y cuenta actualmente con más de 150 socios. Desde su fundación se propone como
objetivos practicar, promocionar y organizar el cicloturismo deportivo en todas sus variantes y así realizar desde marchas semanales (70-100 Km), a maratonianas entre doscientos y seiscientos Km. También conocen la participación de los
colores de Asturias, las grandes randonnees españolas y europeas por los Pirineos, Alpes o pavé y “La Reina” París-Brest-París de 1.222 Km y en su
versión americana Boston-Montreal-Boston de 750 millas o la Ttondheim-Oslo de 540 Km, y más recientemente, la recién estrenada edición de la Madrid – Gijón – Madrid, con 1.265 Km. Todo ello, queda reflejado en el galardón concedido por la Federación de Ciclismo, como 1er club clasificado en El Circuito Regional, al igual que menciones en revistas especializadas (Pedalier) y periódicos regionales (La Nueva España).

Trabajo organizativo

La dilatada experiencia (36 ediciones) avalan la calidad de la misma, tanto humana como material. Nuestra meta es conseguir:
– Crear una prueba cicloturista atractiva y de calidad reconocida y apreciada en el mundo del cicloturismo.
– Que el participante se sienta a gusto, con un trato familiar y unos servicios tanto de ruta como hosteleros adecuados, que sirvan de escaparate y promoción de Asturias, sus paisajes, sus gentes y su cultura.
– Que el participante sienta la necesidad de compartir “La Reconquista” con sus allegados, los traiga de acompañantes y les quede un recuerdo agradable y duradero de su participación.